Colación 2017: El discurso de la directora Nancy Cano

18 de diciembre de 2017, 09:52.

Colación 2017: El discurso de la directora Nancy Cano

Ampliar imagen


En el cierre de actividades del ciclo lectivo y para despedir a los quintos, la máxima autoridad del CUC, dedicó unas palabras alusivas que emocionaron a los presentes: "Sean hombres y mujeres con personalidad, no se masifiquen, no quieran parecerse a todo el resto. Tengan carácter, tomen buenas decisiones comprométanse con responsabilidad", dijo.

En el cierre de actividades del ciclo lectivo y para despedir a los quintos, la directora del Colegio Universitario Central, dedicó unas palabras alusivas que emocionaron a los presentes. También fue momento para agradecer a los padres que acompañaron durante toda la trayectoria escoclar de sus hijos y a los jubilados, quienes fueron aplaudidos con fervor tras haber dedicado su vida laboral a la institución. 

A continuación las palabras de Nancy: 

Hoy nos reúne el acto de colación que no es un acto escolar más. En su sentido más profundo representa, a la par, una celebración y una despedida. Es también una oportunidad para el balance, el reconocimiento y el agradecimiento.

Resumir lo acontecido en un año, en breves palabras, es casi imposible y más si ha sido un año pleno de acontecimientos, cambios y con la sensación permanente y persistente de que todo es transitorio y que no se acaban las cosas por aprender.

En la convicción de que en una escuela los cargos no son una plataforma de lanzamiento personal sino una profunda vocación de servicio es que solo puedo agradecer a todos y cada uno de los que como engranajes de una maquinaria supieron decir presente para lograr el objetivo común.

Gracias entonces al querido e imprescindible personal de nuestro CUC; docentes y no docentes, a todos y cada uno en particular, porque viven la escuela como algo más que un simple trabajo, la viven desde el compromiso, desde la responsabilidad. No solo cumplen a diario sus tareas sino que lo hacen poniendo empeño y entusiasmo, están siempre donde se los necesita.

Gracias porque todos, sin importar el puesto, entienden que la tarea educativa es constante, que se educa en las aulas pero también en los pasillos, en las fiestas, en los actos.  En este poco tiempo que me ha tocado estar en la tarea directiva he visto que la maquinaria llamada CUC  camina, que está puesta a punto, que somos parte todos de un engranaje , que siempre puede necesitar un ajuste pero que está aceitado, en una palabra GRACIAS a los que colaboraron y a los que colaboran para esto, y como se dice en el CUC … ¡¡¡hay equipo!!!

GRACIAS a los padres que nos confían parte de la formación de sus hijos y están presentes si se los requiere, porque comprenden nuestros valores, nos apoyan y hacen valiosos aportes cuando lo creen necesario.

Hoy también despedimos a un grupo de colegas que durante este año han accedido al beneficio de la jubilación, a ellos queremos agradecerles profundamente, les tocó hacer su carrera en tiempos de múltiples cambios, pero supieron ir adaptando su visión del mundo, interpretando las nuevas demandas, reafirmando el perfil de nuestros estudiantes. Han dejado profundas huellas en los chicos, en los colegas y en cada uno de los que formamos el CUC. Gracias por su compromiso de todos estos años, porque fueron faro que guía, palabra que alienta, porque son parte constitutiva de todo aquello que nos identifica.

Nuestro querido CUC es un colegio con historia, con prestigio y con un mandato fundacional  “formar integralmente a los jóvenes que serán transformadores positivos y éticos de la sociedad en la que se desarrollan.” Es por esto que estamos hoy aquí despidiendo una nueva promoción de Bachilleres Orientados. Jóvenes que estamos seguros serán líderes de la sociedad mendocina, jóvenes de los cuales estoy profundamente orgullosa, que tienen alta capacidad intelectual, pero tienen mucho más que eso, son , solidarios, apasionados, alegres, estudiosos, creativos, sensibles .

Creo que les enseñé mucho en poco tiempo pero aprendí más, pido disculpas por los errores cometidos, quiero que sepan que ustedes estarán por siempre como como algo muy bello en mi memoria. Sus actos, sus viernes temáticos, la infinita multiplicidad de actividades , su música casi permanente su… ¿Nancy nos dejás? Me ayudaron a sobrellevar la tristeza de una gran pérdida y además lograron que terminara queriéndolos como a mis propios polluelos.

Queridos chicos que navegan entre el inquietante asombro del porvenir y el tierno dolor por tener que dejar el regazo tibio de este CUC que los cobijó durante los últimos cinco años. Hoy la vida los convoca y esa convocatoria no significa tan solo tener un idealismo, hambre de justicia o sed de autenticidad. Es sobre todo poner cimientos, concretar esto todos los días en el lugar donde les toque desempeñarse.

Recuerden que es más valioso ser que tener, nadie podrá quitarles lo que son: Es preferible merecer que ganar; los atajos solo alargan el camino.

Indefectiblemente es mejor ser útil que importante. Nadie es más pleno que quien puede ayudar a otro y hacer felices a las personas que ama. Tengan la certeza que la batalla más dura es vencerse a sí mismo y la riqueza más abundante se construye con todo lo que hemos dado.

El camino es difícil, habrá desilusiones, errores, caídas y dolores, pero la vida habrá de ser siempre una experiencia maravillosa para quienes saber amarla intensamente. Cuando arrecien las tormentas y se sientan abatidos confíen en que pasará, que saldrá el sol, por eso vivan la vida con intensa alegría, como lo han hecho hasta ahora bajo la mirada atenta del búho, aprendan a ser felices en cualquier circunstancia a la que la vida los convoque.

Sean hombres y mujeres con personalidad, no se masifiquen, no quieran parecerse a todo el resto. Tengan carácter, tomen buenas decisiones comprométanse con responsabilidad.

Finalmente en este año en el que celebramos los 200 años de la gran hazaña del cruce de los Andes, recuerden que el Gral San Martin llegó a ser un gran héroe pero fue también un joven como ustedes, y cuando la montaña se le puso como obstáculo para alcanzar sus objetivos no se asustó. Con estrategia, firmeza, perseverancia, y convicción venció a la montaña. Tengan siempre esa visión de grandeza, ustedes podrán alcanzar sus sueños nadie ha dicho que sea fácil, pero tampoco que sea imposible.

Querida promoción, mis queridos quintos Que Dios los bendiga. Que todo lo bueno los siga los encuentre, los abrace y se quede con ustedes.

Y no olviden el CUC es SU CASA PARA SIEMPRE, ¡¡¡los extrañaremos!!!

Etiquetas:
discurso | cierre de año | colación | cano