Saltar a contenido principal Saltar a navegación principal

Día del estudiante: así se celebró en las escuelas de la UNCUYO

El martes 20 de septiembre los establecimientos dependientes de la Universidad se vieron colmados de jóvenes que participaron de juegos, concursos y de propuestas recreativas, artísticas y deportivas. La Dirección de Educación Secundaria garantizó estos festejos, en sintonía con otras acciones para priorizar la presencialidad en las aulas.

21 de septiembre de 2022, 09:43.

Día del estudiante: así se celebró en las escuelas de la UNCUYO

Ampliar imagen


En línea con la preocupación por sostener el vínculo entre los estudiantes, a través de la presencialidad, la Dirección de Educación Secundaria de la UNCUYO garantizó el desarrollo de las actividades que estaban programadas para celebrar el Día del Estudiante en las escuelas dependientes de la Universidad. Así fue como, el martes 20 de septiembre y gracias al apoyo de equipos directivos, docentes, profesionales de los gabinetes psicopedagógicos y personal del Rectorado de la Casa de estudios, los estudiantes disfrutaron en los establecimientos de actividades deportivas y recreativas.

Las propuestas fueron desde juegos inflables para jóvenes hasta concursos de talentos, desfiles, música en vivo con bandas integradas por los mismos estudiantes, feria de platos y deportes. Además, en algunas de las escuelas organizaron ornamentación de aulas e invitaron a egresados para compartir la jornada. 

Así como lo habían anunciado, y en consonancia con distintas acciones que  vienen realizándose para darle cumplimiento al calendario establecido y propiciar que los estudiantes no pierdan días de clases y asistan a la escuelas, desde el Rectorado reforzaron también con estos festejos una presencialidad que asumen como prioridad de gestión, sobre todo para las escuelas preuniversitarias.

Esto, en primer lugar porque es un tramo obligatorio de la enseñanza de acuerdo con la Ley N° 26.206 de 2006 y, además, porque entienden que las interacciones sociales que ocurren en las escuelas, entre los jóvenes, son vínculos centrales para su socialización y –especialmente después de la pandemia– para su salud mental.