Inés Zonana, una egresada que se capacita para "liderar el cambio"

Entrevistada por el medio digital MDZ, la egresada 2012 y estudiante de Historia de la Universidad Nacional de Cuyo, formó parte del grupo de 35 estudiantes latinoamericanos con alto potencial académico que participó de una capacitación intensiva de ocho semanas en España y Brasil, a cargo de la Fundación Botín, para desarrollarse como servidores públicos que lideren el cambio hacia el desarrollo sustentable en sus países.

05 de diciembre de 2018, 09:28.

Inés Zonana, una egresada que se capacita para "liderar el cambio"

Ampliar imagen


Inés Zonana, egresada 2012 del Colegio Universitario Central y estudiante de historia, integró una comitiva de 32 estudiantes latinoamericanos de alto potencial académico que participó de un viaje a España y Brasil, en el marco de la IX Edición del Programa para el Fortalecimiento de la Función Pública en América Latina, perteneciente a la Fundación Botín.

Según consigna el medio digital MDZ y su periodista Nicolás Munilla, como objetivo, este programa busca impulsar el desarrollo latinoamericano por medio de una red de servidores públicos con alta capacitación y compromiso con el interés general, dispuestos a liderar el cambio en sus respectivos países. Dotándolos de herramientas de liderazgo, comunicación y habilidades de resolución de conflictos, la Fundación aspira que estos jóvenes propicien el desarrollo económico, social y sostenible en sus regiones, así como le den prestigio al ejercicio de la función pública a través de la formación, el estudio y el trabajo en equipo.

Inés Zonana, estudiante de Historia en la Universidad Nacional de Cuyo (UNCuyo) y miembro de un equipo de investigación arqueológica de la provincia, fue elegida entre más de 5.000 candidatos de 350 universidades de la región. Ella pudo formar parte de una experiencia única de ocho semanas en la que se combinaron encuentros con destacados actores de la política latinoamericana y europea, asistencias a clases y seminarios, visitas a instituciones de bien público, actividades recreativas y de voluntariado.

La mayoría de los becarios universitarios cursan las carreras de Abogacía y Relaciones Internacionales, aunque también varios procedían de otras áreas como Historia, Turismo e Ingeniería. Esta variedad de procedencias académicas, sumadas a las diferencias sociales y culturales de cada individuo, permitieron la conformación de un grupo heterogéneo e interdisciplinario que pudo retroalimentarse de experiencias y conocimientos.

Para Zonana, quien accedió a la beca luego de enterarse de la misma por medio de un boletín digital de la UNCuyo, y tras someterse a tres rigurosas etapas de selección, destacó en diálogo con MDZ que lo más "formador" en cuanto a la experiencia de la beca fue "trabajar con estudiantes que provienen de otras áreas de estudio totalmente distintas a las mías", con quienes si bien en muchos casos fue "un desafío" la convivencia "porque venimos de realidades totalmente distintas", lo cierto es que "todo fue armonioso y satisfactorio dado que sentimos más las cuestiones que nos unen que las que nos diferencian".

Junto a la estudiante mendocina viajaron otros cinco jóvenes argentinos oriundos de Buenos Aires, Rosario y Salta, siendo que con ellos tuvo vínculos "perfectos" dado que "coincidimos en muchas cuestiones ideológicamente y eso terminó siendo un buen punto a favor", comentó.

 

En ese sentido, Zonana remarcó que, en su criterio, lo más importante del programa fueron "los lazos que pude construir con mis compañeros y compañeras, lazos no solo de cooperación para futuros proyectos o trabajos en conjunto y luchas sociales compartidas, sino también lazos de amistad y apoyo".

Cómo fue el programa

La IX edición del programa formativo comenzó el 9 de octubre en la ciudad española de Santander, sede de la Fundación Botín, y luego continuó el 22 de ese mes en Madrid, donde los estudiantes latinoamericanos permanecieron alrededor de un mes, hasta el 23 de noviembre, cuando se trasladaron a Río de Janeiro (Brasil) para concluir la experiencia el jueves 29.

Durante la estadía española, el grupo tuvo la oportunidad de visitar, además de Santander y Madrid, encantadoras ciudades como Santiago de Compostela y Salamanca, y también algunas instituciones de ese país como el Palacio de la Moncloa, el Congreso de los Diputados, el Senado, el Ayuntamiento de Santander, el Parlamento de Cantabria y el Banco de España, entre otras.

En cuanto a actividades recreativas, los estudiantes latinoamericanos pudieron realizar una parte del famoso Camino de Santiago y un ‘outdoor training’ en el Valle del Nansa, como también asistieron a seminarios en el Instituto Iberoamericano de la Universidad de Salamanca.

Ya en tierras brasileñas, los jóvenes becados prosiguieron con su formación en la afamada Fundación Getulio Vargas, donde disfrutaron de un magisterio de ponentes y servidores públicos de relevancia pertenecientes a distintas instituciones públicas de Brasil. En Río de Janeiro, a su vez, visitaron diferentes entidades y administraciones dirigidas a reforzar la vocación del alumnado hacia el servicio público.

Zonana añadió que "tuvimos la posibilidad de participar en tareas de voluntariado, siendo que cada uno podía elegir dos entre cuatro opciones: clases de apoyo escolar a chicos de las comunidades gitanas; trabajos en un instituto que atiende a personas con Síndrome de Down; labores de lectura y acompañamiento en una residencia de ancianos; y tareas varias en un comedor que asiste a personas en situación de calle".

Ganó un concurso con su proyecto de lombricultura

La estudiante de Historia resaltó que este programa "trata de fortalecer mucho el trabajo multidisciplinar y en equipo para resolver problemas de la cotidianeidad y la realidad latinoamericana". Asimismo, puntualizó, se "trabaja de manera transversal a los contenidos del programa, en el desarrollo de un proyecto de innovación que pueda ser aplicable en las gestiones públicas de nuestros países, ya sea en el área de Educación, Seguridad, Cultura, Salud, etcétera".

En su casa, Zonana anticipó que planea realizar un proyecto referido a los temas que trabaja con su equipo de investigación del Laboratorio de Paleoecología Humana de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UNCuyo.

Etiquetas:
egresados | zonana | destacados