Saltar a contenido principal Saltar a navegación principal

Sandra Viggiani, la despedida de una gran docente

La profesora del CUC, que actualmente se desempeñaba como coordinadora de la orientación Arte Multimedia, obtuvo su jubilación. Trabajó en el colegio durante 20 años. Además, fue estudiante y Huarpe.

30 de septiembre de 2019, 10:15.

Sandra Viggiani, la despedida de una gran docente

Ampliar imagen


Si bien ya era una reconocida actriz de teatro mendocina, fue en 1998 cuando Sandra Viggiani empezó a trabajar en el Colegio Universitario Central, colegio del que fue estudiante y Huarpe desde 1974 hasta 1980, una historia de amor que se mantendría durante 20 años, y que probablemente durará muchos años más.

Los egresados la recuerdan con cariño, las colegas por su alegría siempre urgente, su sonrisa constante, sus aportes para hacer de esta institución una de las más importantes de Mendoza. Sandra ha participado de numerosos festivales, ha pisado las tablas de muchos teatros mendocinos, ha sido parte de la fiesta de la Vendimia, ha recibido premios a la mejor actriz.

Como docente del CUC participó de numerosos espacios curriculares, sobre todo en el Polimodal en la Modalidad de Comunicación Artes y Diseño (CAD) y luego en la orientación de Arte Multimedia, de la cual actualmente es coordinadora. Además, desempeñó dirversas funciones en el ámbito de la Dirección General de Escuelas. 

Como estudiante del colegio, sus compañeros dicen que era muy querida y muy buena compañera. Quienes la vieron en el sexto humanístico dicen que siempre le gustó actuar y que era muy divertida y carismática. 

El saludo de sus colegas

Apreciada por sus colegas, con quienes compartió largas jornadas de trabajo, las palabras de despedida están llenas de elogios.

Victoria Bernal, jefa de departamento de educación artística, contó que Sandra siempre fue una excelente compañera. “Siempre ocurrente, sensible, apasionada de su tarea, preocupada por los demás siempre, con tanto amor para dar”, describió emocionada.

Continuando, dijo que solo tiene palabras de agradecimiento por todo lo que aprendió de ella y con ella tanto en las tablas como en la docencia. “Le deseo mucha luz porque se q va a construir caminos nuevos y con nueva gente para transitar porque jamás se va a quedar quieta siempre revoloteará por lugares donde hayan almas sin rumbo para ayudarlas”, resaltó.

Cecilia Babugia, coordinadora de la orientación en Ciencias Naturales remarcó que Sandra ya es parte del anecdotario de los recuerdos, de las mañanas de tabulación de carpetas, de días de redacción de disposiciones. “Pero lo que siempre quedará fijo es tu enseñanza de actitud frente a la vida, de pasión y de amor en lo que haces y por los estudiantes”, destacó.

Por su parte, Diego Silva – profesor de tecnología del colegio- indicó que tuvo el placer de conocer a Sandra como mamá y colega, durante los años 90, en el colegio Pensamiento, fusionado luego con el Colegio Andino, mientras daba clases de Informática y siendo profe de sus hijos Lucas y Martín, ella era profe de Teatro.

“Luego la vida nos llevó a seguir en contacto en el CUC. Conozco a una Sandra estudiante y ella es la más dedicada, preocupada y ocupada en aprender hasta el último detalle, respetuosa del conocimiento. En todos los trabajos interdisciplinarios realizados con Sandra hace que sólo tenga palabras de agradecimiento, ella es una persona que te hace crecer como persona y profesional. La voy a extrañar mucho en la cotidianidad, los matecitos, cafecitos, charlas del trabajo y de la vida”, recordó Diego.

La asesora pedagógica del CUC, Sandra Córdoba, también le envió sus buenos deseos: "Sandrita querida, has dejado una huella imborrable, tantos momentos compartidos, tanta alegría y fuerza en tu mirada siempre. ¡¡¡Te vamos a extrañar muchísimo!!! Sin dudas,  tarea cumplida, ahora otros esperan tu magia. "¡¡¡A seguir con la barrita iluminando vidas!!.

Alenka Bajuk, coordinadora de la orientación en Ciencias Sociales reconoció a Sandra como el alma del CUC. "Toda tu historia tiene al CUC y el CUC te ha tenido como parte de su historia. Ya transmitías luz cuando yo era alumna y actuabas en los sketchs de primavera. Por tus ojos salen chispas que calman, ayudan y aclaran", describió Alenka. Y siguió: "Por alumna, por la profe, por la coordinación, la actriz sos una representante brillante que tuvimos, tenemos y tendremos. Mil gracias y toda la felicidad para vos". 

Antonella Viggiani, docente y sobrina de Sandra, también envió sus saludos. "Doy fe que el CUC fue, es y será tu hogar; al que le dedicaste tu tiempo, abrazaste con tu más sincero cariño y fue refugio cuando más lo necesitaste. He aquí, una sobrina que admira tu grandeza humana y profesional; sos pasión, sos convicción...sos inspiración!", exclamó Antonella. 

En palabras de sus estudiantes

Sin dudas, los mejores recuerdos de Sandra en su paso por el CUC lo tienen sus estudiantes, del elenco de Teatro y con quienes compartió un espacio en el aula. Las palabras de agradecimiento, de cariño, de aprecio por la docente son sinceras. Se siente en el tono de voz de quienes brindaron unas palabras para que las atesore.

Exequiel Magni, egresado 2018, contó que haberla tenido como profe fue un lujo. "Fue una excelente profesora que tuve el lujo de disfrutar durante mi estadía en el CUC, especialmente en los ensayos del colegio. Quiero agradecerle por el esfuerzo, que no fue en vano. Se vio en el progreso y realización de los proyectos que se lograron, que no fueron chicos, sino que fueron grandes intervenciones", dijo el estudiante que egresó el año pasado.

Nacho Ruarte, por su parte, dijo que cuando entró al CUC se encontraba alejado en del teatro. "Mi mente ya estaba fija en la idea de estudiar una carrera de las ramas de la medicina, y así fue hasta que me encontré con el elenco de teatro del colegio y con una de las mejores profesoras que haya tenido la suerte de toparme en mi vida", destacó.

Continuando, dijo que es una profesora que le ayudó a revalorizar el arte y el teatro, no sólo europeo, sino que el teatro local. "Una profesora que hizo que me diera cuenta de que el arte también sana a una persona. Una profesora con una pasión tan inmensa por su profesión que terminaba siendo contagiosa, contagiosa a tal punto de que me encuentro terminando la carrera del profesorado de teatro. Una profesora de la que aprendí, aprendo y espero seguir aprendiendo siempre. Gracias Sandra, por todo lo que hacés e hiciste", mencionó Nacho.

Dana Bricco, emocionada, destacó que Sandra es talento y pasión. "Cada vez que nos reuníamos con el elenco se notaba el entusiasmo antes de comenzar el ensayo. El amor a la educación se podía palpar en el aire. Ojalá que todo lo que nos trasmitió le vuelva multiplicado", deseó la egresada 2016.

Más recuerdos

Pilar de la Iglesia, quien egresó el año pasado, comentó que todo lo que Sandra le dejó como profesora fue amor, cariño y la pasión por promover el arte pero también el deseo de que cada uno encuentre su propio lugar y su propia pasión.

"Nunca se conformó con tener solamente una gran trayectoria sino que nos quiso trasmitir la alegría que el arte le aportó a ella y que nosotros también lo vivamos. Ella siempre se aseguró de promover el amor al arte en cada uno que tuvo el honor de tenerla como profesora", subrayó Pilar.

Poke Gallar, egresado 2009, dijo que Sandra es una de las personas que más influyó en su vida artística, tanto dentro como fuera del colegio. "Fue una segunda mamá, mía y de mis hermanos. Siempre estuvo cuando la necesitamos. Cuando egresé hizo todo lo posible para que le pudiera hacer un homenaje a David Blanco, que falleció en 2011, nos consiguió una sala de ensayo totalmente gratis y es algo que nunca vamos a dejar de agradecerle", aseguró.

Belén Aberastain, una de sus primeras alumnas de polimodal egresada 2001 destacó que ver o escuchar su nombre es sentir orgullo porque fue su profesora. "En los años compartidos aprendí de ella que debemos disfrutar lo que elegimos hacer, a no bajar los brazos por las causas justas y a sonreír a pesar de las circunstancias. Gracias por dejar un poco de tu amor en cada uno de los que tuvimos la suerte de ser tus alumnos", comentó su ex estudiante.

Por último, Gino Vacchelli (2018) aseguró que cuando entró al elenco aprendió que a través de la actuación se puede transmitir y exteriorizar todo aquello que con palabras a veces resulta difícil. "A través de la actuación Sandra nos demostró cómo se puede reír y llorar y hacer emocionar a otra persona pero uno también se va descubriendo", señaló Gino.

 

 

 


Etiquetas:
sandra | jubilacion | viggiani | teatro