Saltar a contenido principal Saltar a navegación principal

Tribus 2019 comenzó a refaccionar el mural de Toro y el Águila

Es el que está ubicado en la cancha de fútbol. Los estudiantes de tercero, cuarto y quinto recibieron la ayuda de la muralista y diseñadora gráfica Florencia Barchuk. También trabajarán en el Búho.

25 de septiembre de 2019, 19:11.

Tribus 2019 comenzó a refaccionar el mural de Toro y el Águila

Ampliar imagen


El mural ubicado en el sector este de la cancha de futbol del Colegio Universitario Central. El Toro Pehuenche, el Águila Huarpe resurgirán con los colores que los caracterizan haciendo que las tardes de liga vibren como nunca.

Así, la furia y la mística vuelven a las paredes del CUC gracias a la iniciativa de la comisión directiva de Tribus 2019- encabezada por las caciques Serena Khouri y Magdalena Pina- y delos y las estudiantes del colegio que se sumaron para colaborar con una pincelada en uno de los murales emblema de la institución.

En 2010, el mural fue la huella de Tribus 2010. En noviembre de aquel año, la tradicional "pared" del gomero adoptó los animales míticos del CUC. Uno de los caciques de aquel año, Francisco Gabrielli, brindó unas palabras al respecto.

"Al imponente mural lo único que le falta es que más allá de una marca o recuerdo que dejemos en el Colegio, es que nosotros, los próximos egresados y todos aquellos que pasarán por el CUC guarden en su espíritu la fuerza del Toro y la inteligencia del Águila, que tratamos de reflejar en el mural y por sobre todo la sabiduría del Búho para luchar siempre por nuestras convicciones. Errores, tropezones, siempre existen, pero con Tribus 2010 tratamos de devolver todo lo que el Colegio nos dio y aunque creemos que eso es imposible, esperamos que el mural les guste.”

Egresar con un mural

Helena Giménez, hechicera Pehuenche, contó que la propuesta fue volver a llenar de vida al colegio ya que sentían que el mural se veía abandonado. "Es un lugar importante. Es la cancha donde se juega el Huarpes vs. Pehuenches", valoró la estudiante de cuarto año.

Además, agregó que se puso en contacto con Guido García Salazar quien se encargó de la composición en aquel 2010. "Él nos recomendó a Florencia Barchuk, que es diseñadora gráfica y muralista, que brindó un taller de restauración y nos está ayudando", explicó Helena.

El trabajo de restauración, en el que participan estudiantes de tercero, cuarto y quinto, consiste en el uso de colores bases respetando el diseño original. También completarán la parte superior del mural, que antes estaba tapado por el gomero.

"Creo que no podés egresar sin haber pintado un mural del CUC. Ahora, en los próximos días, vamos a trabajar en la refacción del Búho", añadió la hechicera quien aclaró que el dinero utilizado en esta tarea, a la que se le dio prioridad, es parte del presupuesto de Tribus. "El mural es lo único que queda para siempre. Es el recuerdo de tu paso por el colegio", terminó Helena.